Carta de noviembre

Escudo del SIPA en cerámica de Muel
Carta de octubre
octubre 8, 2020

Carta de noviembre

Escudo del SIPA en cerámica de Muel

11 de noviembre de 2020. Festividad de San Martín de Tours.

Queridos asociados: La situación de la pandemia, que nos tiene abrumados, no mejora, al contrario, e influye de forma directa y rotunda en el funcionamiento de nuestra Asociación. Con reuniones vinculadas a seis personas, en ninguna manera podemos organizar ninguna actividad presencial que cumpla con la normativa al efecto.

No hemos estado los aragoneses especialmente beneficiados en el reparto de los contagios y del número de fallecidos pues, en la realidad, cuando se decretó gubernamentalmente el levantamiento del “Estado de Alarma” asistimos de nuevo a un incremento en el número de los contagios, afectando esencialmente a la parte oriental de Aragón.

No veo el momento de empezar a retomar nuestras actividades ordinarias; pero ya la meta la podemos fijar en el primer trimestre de 2021 en el que, además, según parece razonable, existirá también vacuna contra el COVID-19,

Desde un punto de vista de relación, la Navidad, ya próxima, va a ser triste en el sentido de que van a estar vetadas las reuniones familiares y los encuentros entre amigos, como los que se han venido organizando tradicionalmente por el SIPA para festejarla. En principio procuraremos que se celebre la Misa en recuerdo de los asociados fallecidos en el año aunque no podremos celebrar la entrañable fiesta en el patio del Colegio de Arquitectos en el que cada uno aporta lo conveniente para, entre todos, pasar un fraternal rato.

Pero ninguna duda nos puede caber de que, tras este largo calvario, llegaremos a recuperar una vida más agradable y normal que nos permitirá retomar la actividad propia.

Me gustaría empezar a preparar el futuro de nuestra Asociación con aumento en el número de asociados que nos permita, además, cubrir nuestros gastos de funcionamiento, por lo que si traéis a parientes y amigos será la mejor garantía de acierto. La ausencia de actividades nos ha impedido, siquiera, poder percibir alguna contribución económica de alguna  actividad realizada que,  aunque no muy importantes, nos hubiera permitido intentar cubrir nuestros gastos en el presente año 2020.

Ello no ha sido posible y nuestra tesorería se resiente al efecto. La actual estructura del SIPA, mínima pero absolutamente necesaria, nos incide sobre el coste, sin que tenga contrapartida con los ingresos que hubiéramos podido asumir con una actividad normal. Sé que comprendéis lo que pasa ya que ello le está ocurriendo a todo el mundo que tiene una puerta abierta a la calle.

Finalizar esta carta diciendo que hoy se conmemora la festividad de san Martín de Tours, natural de Panonia (en la actual Hungría) y que vivió en el siglo IV. Integrado en la guardia imperial romana se dice que, estando a las puertas de Amiens, vio a un mendigo, tiritando de frío -según la tradición cristiana el mismo Jesucristo-, y, cortando su capa por la mitad, se la entregó al mismo, ya que no podía darla entera porque era propiedad del ejercito romano.  El Greco pintó la escena en un soberbio cuadro que se encuentra en la Galería Nacional de Arte de Washington D.C. Abandonada la vida militar pasó a llevar una vida de retiro y, finalmente, fue designado Obispo de Tours. La capa de San Martín acabó llegando a manos del emperador Carlomagno, el cual, anexo a su palacio en Aquisgrán, mandó construir su oratorio privado guardando, como reliquia, dicha media capa, “capella” o capilla. De ahí y para el futuro se ha denominado capilla a todos los oratorios.

El SIPA estuvo en Tours y visitó su basílica, donde está enterrado, con motivo del viaje a los castillos del Loira, en octubre de 2015.

Recibid un cordial saludo,                                                                                            

Pedro-José Hernández
Presidente

Para ver leer el resto de cartas, pincha aquí.